Una nueva era en la “ganadería precisa”

orlando cabeza peñarandaLa ganadería argentina entró de lleno en la era de intensificación. En los últimos veinte años, se han expandido y generalizado técnicas que muchos jamás habían imaginado.

Hoy, el silo de maíz, de planta entera o grano húmedo, forman parte de cualquier planteo. El mixer se convirtió en una herramienta indispensable. Todo el mundo habla de TMR (Ración Totalmente Mezclada), y la balanza superó definitivamente al “ojímetro”. Llegó la era de la “ganadería de precisión”.

Este camino encuentra ahora nuevas vertientes. Por ejemplo, la llegada de los taninos.

El lunes pasado, en el Sheraton de Pilar, un grupo de expertos analizó la experiencia internacional y local en la materia, de la mano de Silvateam, una empresa italiana con 156 años de vida. Se la reconoce como la “Tannin world leader”.

Provee, desde su origen, a la industria del cuero y la enología, y hace veinte años comenzaron a incursionar en la nutrición animal. Entre los disertantes estuvo Alejandro Castillo, el experto argentino que hace años se instaló en California, donde el uso de taninos en la producción de leche y carne está en plena expansión.

En diálogo con Claudio Cabral, técnico de la filial argentina de la empresa, y con el nutricionista Antonio López Da Silva, titular de Nowet, distribuidora de energía en el país, ambos detallaron las características bioquímicas de los productos y su modo de acción.

“Los taninos constituyen un universo muy grande de compuestos que, desde el punto de vista químico, forman parte de la familia de los polifenoles”, explicó Cabral. Los productores que se ofrecen en Nutrición Animal son un mix de diferentes fuentes de taninos y se usan en este mercado buscando aumentar la eficiencia de utilización del alimento (conversión).

Este proceso se logra por diferentes vías: disminución de la degradabilidad ruminal de la proteína (Efecto Bypass). Los taninos se unen reversiblemente con las proteínas dietarias en una unión pH dependiente, en un ambiente con pH 6 como en el licor ruminal se forma el complejo tanino-proteína y las bacterias ruminales no pueden atacar y degradarlas. Luego en el abomaso, cuando el pH cae, el complejo se disocia, se libera la proteína dietaria y así comienza su digestión como si fuera un monogástrico.

De esta manera aumenta la eficiencia y calidad de la proteína que llega al duodeno. Eso trae como consecuencia además una disminución de los niveles de úrea en sangre y en leche.

“No debemos olvidar -dice Da Silva, quien hace siete años comenzó a usarlos en los feedlots que asesora o administra- que en condiciones normales cuando se alimenta a un rumiante con proteína verdadera, sólo un 20% llega a duodeno “como tal”.

El resto es atacado en rumen por las bacterias ruminales, degradada, desaminada y transformada en proteína bacteriana que es la fuente de aminoácidos para el rumiante. Los taninos evitan esto”. Cabral agrega que, además, por su efecto astringente, disminuyen la velocidad de pasaje con lo cual aumenta la absorción de nutrientes.

Ambos aseguran que los taninos mejoran la microbiota gastro-intestinal, dado que tienen efecto bacteriostático sobre algunos micoorganismos, pero no tienen efecto sobre los lactobacillos, por lo tanto hacen una selección en favor de estos.

Los taninos se encuentran presentes en todos los vegetales pero su cantidad varía de acuerdo con la especie. Sólo una pequeña cantidad de especies vegetales contienen una concentración de taninos que justifiquen su extracción.

“Esto que decimos está avalado por investigaciones publicadas en revistas especializadas como Journal of Animal Science, Livestock Science, Vet Microbiology a partir de diversas investigaciones hechas con Bypro (nombre del producto de Silvatem) en universidades como Wisconsin, California, Davis, Sinaloa, Viscosa”.

Estos documentos y la experiencia local, en el campo experimental que Silvateam tiene en Cortínez, fueron avalados en un “metaensayo” conducido por Da Silva en un feedlot de gran escala en Las Flores.

“La ganancia de peso se ve incrementada en alrededor de un 10% y la conversión en un 6-7%, teniendo un retorno de la inversión de alrededor de 2,5/3 a 1”.

En vacas lecheras también hay una mejora en la eficiencia de utilización del alimento y un aumento en la proteína de la leche.

Otro aspecto a mencionar es el medioambiental, a partir de la mejora en la eficiencia de uso del nitrógeno (y la consecuente disminución de la excreción urinaria del mismo) tema que adquiere cada día mayor relevancia

Fuente

Orlando Cabeza Peñaranda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s